domingo, 18 de abril de 2010

Urufuzu


Pensativo y taciturno me hallaba
pues contemplaba el sol, esconderse
en el horizonte.

Dar paso a la magnánima y longeva noche
en la cual mi cuerpo se transforma dando paso
al mas bello ser surgido de la oscuridad.

Un lobo negro como el ébano el cual desea poder
alcanzar la luna.

La cual brilla imponente y etérea en el cielo espectral pues por mucho
que grite mis aullidos no consiguen alcanzarla.

Mis suplicas penetran hasta el rincón mas profundo
de su alma, la cual cristalina como el mas bello lago es.

Deseo tenerla a mi lado para poder descansar pues mucho ha sido
el tiempo en cual vague, llore en la oscuridad mas cruenta y olvidada hasta que un grácil toque me despertó era la mas bella flor ahora contemplada por mis ojos espectrales los cuales vieron que era la luna encarnada en un cuerpo humano a el cual siempre amare.

L.I.H

1 comentario: